Hallan un ‘santo grial’ de fármacos capaz de parar virus mortales como el Zika y la gripe del pollo


fármaco

Los antivirales de espectro amplio, al contrario que las vacunas, pueden usarse contra múltiples patógenos.

Un grupo de científicos de la Universidad de Hong Kong ha desarrollado un químico “altamente potente para interrumpir el ciclo de vida de diversos virus“, según escriben los investigadores en su estudio publicado en Nature Communications. El fármaco, denominado como AM580, ha demostrado su eficacia en unas pruebas en ratones que duraron dos años.

El químico se mostró eficaz parando la replicación de varias cepas de la gripe, como la H1N1, la H5N1 (conocida como gripe aviaria o del pollo) y la H7N9, así como de virus que causan el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés) y el síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio (MERS).

Asimismo, el AM580 también logró detener la replicación del virus Zika, transmitido por mosquitos, y el Enterovirus 71, que causa enfermedades en manos, pies y boca.

“Esto es lo que llamamos un medicamento antiviral de espectro amplio, lo que significa que puede matar varios virus”, dijo a AFP el microbiólogo Yuen Kwok-yung, director de la investigación. “Esto es muy importante en el control rápido de una epidemia”, explicó.

Los antivirales de amplio espectro son vistos como un ‘santo grial’, porque pueden usarse contra múltiples patógenos. En contraste, las vacunas generalmente solo protegen contra una cepa, mientras que el virus puede haber mutado en el momento en que son producidas.

El paso siguiente, afirmó Yuen, es probar el medicamento en una variedad más amplia de animales, incluidos cerdos y primates, antes de pasar a los ensayos clínicos en humanos. Este proceso podría llevar hasta ocho años.

Un derivado del AM580 ya está siendo utilizado en Japón para tratar el cáncer, lo que aumenta la esperanza de que muestre una baja toxicidad para los humanos. El equipo de la Universidad de Hong Kong ha solicitado una patente en EE.UU. para desarrollar su investigación. 

El estudio forma parte de un creciente número de trabajos de virólogos que buscan encontrar medicamentos que eviten atacar directamente al virus, ya que esto puede conducir a generar resistencia. En lugar de ello, buscan compuestos que interrumpan la forma en que los virus utilizan los ácidos grasos cruciales, conocidos como lípidos, dentro de las células del organismo para replicarse.

Previous Un hombre revive tras sufrir "muerte cerebral" y ser desconectado de los equipos médicos
Next Logran engañar a células de cáncer de mama y convertirlas en inofensivas células de grasa

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *